¿Qué es el Shiping container?

Desde hace unos años, está muy de moda emplear contenedores marítimos para usos habitacionales: hospitales, escuelas, centros de investigación, locales comerciales, hoteles… y, por supuesto, casas.

Si bien en España hace pocos años que se viene utilizando, en el resto del mundo la ‘shipping container architecture’ cuenta con muchos adeptos. Y es que los contenedores posibilitan un sistema arquitectónico modulable y reutilizable, hace que sean construcciones adaptables a cualquier presupuesto y ampliables, ofreciendo inacabables opciones constructivas.

Su robusta y duradera estructura ofrece la posibilidad de apilar hasta 8 alturas de contenedores y permite espacios de 6 m sin pilares, cuyas paredes pueden acristalarse por completo. De esta forma, crean espacios abiertos, muy luminosos, que potencian la entrada de luz natural.

 

En cuanto a revestimientos, los contenedores marítimos ofrecen, prácticamente, las mismas soluciones para interiores y exteriores que una edificación clásica. Desde madera a yeso, gres o moqueta, entre muchos otros, aunque son muchos los que prefieren dejar, al menos el exterior, de serie, otorgando a la vivienda una imagen totalmente industrial.

Espacios, en su mayoría, de estilo contemporáneo, minimalista o industrial, donde predominan las líneas rectas y los materiales naturales como la madera o el acero. Eso sí, con la ventaja de que su construcción resulta mucho más económica, pudiendo destinar el dinero a otros aspectos como los acabados o el interiorismo, logrando espacios espectaculares, como si de viviendas de lujo se tratase.

Scroll to top